Los escritorios virtuales se están imponiendo cada vez más en las organizaciones empresariales. Y es que, gracias a su implementación, las compañías pueden obtener muchas ventajas para su negocio.

Los distintos beneficios de los escritorios virtuales para las empresas tienen que ver con el aumento de la productividad, la flexibilidad, la seguridad de la información, la gestión de los recursos y el ahorro de costes.

Ahorro de costos energéticos

Las empresas que apuestan por la instalación de escritorios virtuales en lugar de escritorios físicos consumen menos energía. El principal motivo es que los ordenadores de los empleados ya no procesan información, sino que visualizan los datos que procesa y trabaja un servidor.
Los dispositivos informáticos de las empresas que han virtualizado los escritorios solamente gastan energía para encenderse y para mostrar la información a los trabajadores, pero no realizan ningún cálculo, ya que no cuentan con ningún procesador. Tampoco almacenan datos, porque no tienen ningún disco duro.

Mejor gestión de los recursos informáticos

El departamento IT cuenta con un gran aliado cuando los escritorios virtuales se implementan en una organización. Gracias a esta tecnología, el personal del departamento no tiene que instalar los programas y las actualizaciones en cada ordenador de manera individualizada, sino que lo puede hacer de un modo centralizado.

Los trabajadores IT de la organización también pueden resolver las incidencias que surjan de un modo más sencillo y rápido. Cuando un escritorio virtual tiene una incidencia grave, el profesional lo único que tiene que hacer es sustituirlo por una copia de seguridad reciente con los mismos datos que el empleado estaba utilizando en el momento previo a la incidencia.

Seguridad de los datos

Las organizaciones que cuentan con escritorios virtuales tienen la información confidencial a salvo. Ningún trabajador puede perder ningún dato clave para la buena marcha del negocio, ya que estos no se almacenan en el disco duro físico de cada ordenador, sino en servidores.

Además, gracias a los sistemas de backup que facilita la tecnología que implementa los escritorios virtuales, el personal puede restaurar la copia de seguridad de un modo más sencillo y más rápido que con otras tecnologías antiguas. De esta manera, un trabajador no pierde tiempo esperando a que se solucione su incidencia, ya que en pocos minutos se restaura su escritorio.

Mayor flexibilidad

La implementación de un escritorio físico puede durar varias horas, en cambio un profesional IT es capaz de instalar un escritorio virtual en cinco minutos. La diferencia es considerable, por eso su instalación supone una revolución en la organización.

Y es que los escritorios virtuales hacen que las empresas sean más flexibles y adaptables a los cambios. Gracias a su implementación, pueden instalar escritorios o eliminarlos en función de las necesidades del negocio. Es decir, si hace falta contratar a más trabajadores para un nuevo proyecto, se despliegan nuevos escritorios que podrán suprimirse fácilmente cuando termine el mismo.

Incremento en la productividad

Una compañía que despliega escritorios virtuales no pierde productividad cuando un trabajador abandona su oficina para acudir a una feria, a un encuentro profesional o a una reunión de trabajo. Y es que cuando un trabajador deja su puesto de trabajo puede conectarse desde cualquier dispositivo con conexión a Internet a su escritorio como si estuviera delante de su ordenador.

De esta manera, ya no hay riesgo que los trabajadores puedan quedarse sin trabajar en sus viajes profesionales por olvidarse un documento en su oficina. Podrán recuperarlo desde cualquier lugar.

En XMS estamos capacitados para habilitar escritorios virtuales en tu negocio de manera inmediata, ya sea desde la Nube (Windows Virtual Desktop) o en servidores propios (Remote Desktop Services).
Noticia anterior
Cuándo migrar a la nube
Noticia siguiente
CRM: Qué es y cuáles son los beneficios para tu empresa

También te puede interesar

Menú